La digitalización marca el futuro de los grupos de compras de materiales de construcción

La distribución organizada renueva su modelo de negocio mientras supera los 11.700 M€ de facturación

 

Alimarket Construcción

Los grupos de compras de materiales de construcción, bricolaje, ferretería y suministros industriales alcanzaron unos ingresos de 11.712 M€ en 2017, una cifra que supone un 7% más que la registrada en el ejercicio anterior. Desde 2013, estas centrales de compras y servicios han ido incrementando su cobertura geográfica con nuevos asociados que no sólo cubren todo el territorio nacional, sino que ya tienen una destacada presencia en países como Portugal, donde cuentan con 174 establecimientos asociados.

En España operan 73 centrales de compras, cooperativas y cadenas de ventas materiales de construcción, bricolaje, ferretería y suministros industriales que suman 5.758 asociados, 8.535 establecimientos -unos 200 de ellos en el exterior- y más de 15,90 Mm2 de superficie de venta y almacenaje. Estas cifras permiten que los grupos de compras alcance una cuota superior al 60% en el volumen de negocio del mercado de la distribución.

Por tipo de producto, los grupos especialistas en ferretería y suministros industriales acaparan el 35,4% de la facturación de las centrales de compras, seguidos por las especialistas en fontanería y climatización, con el 22,4% de las ventas, las centrales multiproducto (19,1%) y las especialistas en material eléctrico (15,4%). La central NCC Group, que integra a las cooperativas ferreteras QF+, Synergas, Coinfer, Cofedas y Coanfe, encabeza la distribución organizada con el 9% de la facturación de estos grupos de compras. Tras ella aparecen las también ferreteras Cadena 88 (8,6%) y Profer (6,5%), esta última fruto de la unión de las cooperativas Coferdoza, Coarco y Fercodis. Por su parte, las centrales multiproducto como BigMat Iberia, BdB, Gamma e Ibricks lideran con holgura el reparto de la superficie gestionada, frente al menor tamaño de los establecimientos ferreteros, que sin embargo ganan en número de tiendas.

 

Por tipo de producto, los grupos especialistas en ferretería y suministros industriales acaparan el 35,4% de la facturación de las centrales de compras, seguidos por las especialistas en fontanería y climatización, con el 22,4% de las ventas, las centrales multiproducto (19,1%) y las especialistas en material eléctrico (15,4%). La central NCC Group, que integra a las cooperativas ferreteras QF+, Synergas, Coinfer, Cofedas y Coanfe, encabeza la distribución organizada con el 9% de la facturación de estos grupos de compras. Tras ella aparecen las también ferreteras Cadena 88 (8,6%) y Profer (6,5%), esta última fruto de la unión de las cooperativas Coferdoza, Coarco y Fercodis. Por su parte, las centrales multiproducto como BigMat Iberia, BdB, Gamma e Ibricks lideran con holgura el reparto de la superficie gestionada, frente al menor tamaño de los establecimientos ferreteros, que sin embargo ganan en número de tiendas.

 

Hacia un modelo más tecnológico y profesional

 

La mayoría de las empresas asociadas a estos grupos de compras son pymes. Cuentan con un modelo de negocio de cobertura local, que suele heredarse de padres a hijos, basado en la cercanía, en el contacto diario. El gran reto al que se enfrentan este tipo de empresas pasa por adaptar su modelo de negocio, su punto de venta, a las nuevas tecnologías que están implantando sus principales competidores, las grandes cadenas de bricolaje y los grandes grupos de distribución. Este cambio de modelo tiene por objetivo renovar, profesionalizar y hacer más atractivo el punto de venta tradicional, una misión que debe liderar la central de compras o cadena de ventas a la que pertenece. La idea final es crear una imagen de marca común que el cliente pueda identificar al visitar cada uno de los establecimientos asociados independientemente de su ubicación y propietario.

Sin embargo, no se trata de una tarea sencilla, pues nos encontramos ante empresas pequeñas, con menos recursos, y que suelen pertenecer a cooperativas o grupos de compras donde las decisiones son horizontales. Por este motivo, muchas de estas centrales y cooperativas están buscando un modelo más vertical, donde la toma de decisiones se efectúen de forma más rápida para poder hacer frente a la rápida evolución del mercado, en el que empresas con una fuerte implantación online como Amazon están empezando a ganar presencia. Todo ello en un contexto donde los márgenes cada vez son más reducidos en el negocio de la distribución, ahora que nos encontramos en plena recuperación, y los costes de gestión también son cada vez mayores.

Esta integración vertical se está manifestando en los últimos años en la aparición de cadenas de ventas, puestas en marcha principalmente por las cooperativas y centrales de ferretería y suministros industriales. Un ejemplo de ellos es Optimus, la cadena de ferreterías de proximidad impulsada por la cooperativa QF+ y la central NCC, que integra además a las mencionadas Coinfer, Cofedas, Synergas y Coanfe. En su cuarto año de vida, Optimus ha cumplido casi un tercio de su objetivo y cerca de 300 establecimientos ya lucen su enseña en el exterior e interior de sus tiendas. En 2018 pondrá en marcha la última fase de su proyecto de integración, con las primeras acciones comerciales conjuntas, e-commerce y surtidos únicos.

Alianzas y diversificación

 

El almacenista tradicional deber ofrecer productos a precios competitivos y un servicio más profesional e inmediato que atraiga al consumidor final. En la búsqueda de ese valor añadido para ganarse la confianza del cliente y también del proveedor, BigMat se ha mostrado muy activa. Para mejorar esa experiencia de compra, primero lanzó en 2016 BigMat City, sus tiendas de proximidad, y Coocon, sus espacios para la alta decoración. Ahora, para mejorar los puntos de venta de sus asociados, BigMat comenzará este año su proceso de digitalización. El eje principal será una plataforma digital inteligente que pueda ser utilizada por el socio y el cliente final y que permita una mejor gestión del punto de venta.

Paralelamente, la central sigue estableciendo nuevas alianzas con otros grupos de distribución. Tras los acuerdos sellados con Bricor, con la cooperativa ferretera canaria Coarco o con la cadena de electrodomésticos Euronics, este mismo año acaba de entrar en el capital de otra central de compras, la murciana Divendi, para respaldar su crecimiento.

Deja un comentario